10/16/2012

Abundancia y EFT, en tiempos de crisis

Demasiado a menudo tomamos EFT como una varita mágica que en 5 minutos lo resuelve todo. En este artículo detallado, Patricia Rómer de Madrid, nos demuestra como los resultados más profundos son los obtenidos con compromiso y persistencia, sobre todo por parte del cliente/consultante. Sin su propio compromiso con su sanación, poco puede hacer el terapeuta. Un artículo muy recomendado. Escribe a Patricia y visita su sitio web.


Por Patricia Rómer
Blanca vino a mi consulta con una lista enorme de cosas para mejorar: salud, trastornos de la mujer, relaciones familiares, relaciones de pareja, problemas financieros de su empresa… y todos ellos junto se resumía en una sola palabra: ansiedad.
¡Yo solo tengo una sesión para demostrarle el poder de EFT! Siempre pienso eso cuando alguien nuevo entra por la puerta.
Cuando me preguntan ¿cuántas sesiones me hacen falta para mi problema? Mi respuesta siempre es la misma, “Eso depende. Te pido que al menos me des la oportunidad de verte tres veces para que el asunto que te trae quede totalmente liberado y con él los posibles flecos. Pero eso depende de ti. Si consigo interesarte por esta técnica y que recuerdes que tienes una herramienta en las manos para gestionar tus emociones, me doy por satisfecha”. Por eso siempre les dedico algo más de tiempo para explicarles bien los puntos básicos, les pongo deberes y les ofrezco un mini-resumen por escrito para que luego en su casa al recordar la sesión, lean tranquilamente cuál es el funcionamiento de EFT.
De todos los asuntos abordados con Blanca hoy voy a dedicar este artículo a un asunto que ahora mismo nos está afectando mucho en España, y en otros lugares también: la crisis y la falta de liquidez de las empresas.
Con Blanca traté primero asuntos emocionales más personales; cuando ella se sintió mejor y que su ansiedad generalizada estaba bajo control me pidió abordar los temas de abundancia que tanto le preocupaban.
Blanca es una empresaria madrileña, desde que se hizo cargo de la empresa familiar hace más de 20 años, la ha levantado de la ruina, la ha saneado y ha llegado a ganar bastante dinero, según ella misma me contaba, pero ahora, después de haber hecho los ajustes necesarios para adecuarse a la realidad económica y teniendo suficientes pedidos para subsistir holgadamente, su empresa no disponía de liquidez y estaba empezando a contraer deudas por primera vez desde que ella era la gestora.
Usando el test muscular detectamos cuáles eran los patrones de dinero de Blanca, patrones que la estaban llevando a un círculo vicioso y a grandes miedos que la impedían que su mente de empresaria exitosa encontrase otro de tipo de salidas para sus problemas.
Aquí voy a enumerar algunos de los programas, los más importantes, que pueden daros pistas a aquellos que estéis trabajando con EFT para temas de abundancia.
  1. Bloqueos a la hora de vender.
  2. Dudas sobre habilidades personales: No soy lo suficientemente bueno, no sé qué hacer, no valgo para este trabajo.
  3. Miedo a no poder pagar: la auténtica raíz de este miedo era “No soy una persona fiable”, esta creencia estaba bloqueando que el banco le concediera un crédito, aún teniendo formas de avalarlo.
  4. Resentimiento contra los demás.
  5. Enfadada con el Creador: El Creador, Dios, el Universo… cualquier nombre que quieras darle a una fuerza superior a quien culpas de tus desgracias.
  6. Camino sin dirección: desorientación e inseguridad a la hora de tomar decisiones. Dudas sobre su profesión. Ganas de dejarlo todo.
  7. Es de egoístas querer mejorar: En tiempos de crisis no es ético querer ganar más dinero. Este patrón es fácil de cambiar cuando se introduce el siguiente cambio cognitivo: “Si yo tengo más, puedo compartir más”.
  8. Me doy pena: Para cambiar un patrón de victimismo es importante que la persona sienta que aprende algo de las circunstancias difíciles por las que está pasando.
  9. Cojo lo que quiero es mi derecho. No confundir esta creencia con el derecho natural a la abundancia, en este caso tiene relación con la idea de que “Tengo derecho a tener todo lo que se me antoja”.
Presta atención al hecho de que si por estar en crisis sientes que tienes derecho a no pagar tus deudas, no estar al tanto de tus impuestos o a falsear datos para conseguir beneficios, este patrón es precisamente lo opuesto a la abundancia. ¿Si tú no pagas cómo quieres que los demás te paguen a ti?
  1. Cuanto más gano más gasto.
  2. Pretendo ser otra persona.
  3. Me centro en la ausencia de abundancia. Recuerda la máxima de la Ley de la Atracción “Lo semejante atrae a lo semejante”, ¿si solo piensas en deudas cómo vas a atraer abundancia?
Patrones
Cuando detectas un patrón de conducta, es importante que en las frases de EFT comiences a poner en duda que lo que te está ocurriendo es ajeno a ti, que es consecuencia de la realidad exterior, para así reconocer que de alguna forma tú estás creando esa realidad que te desfavorece.
¿Y si lo que me está ocurriendo fuese un patrón de conducta?
¿Y si yo de forma inconsciente estuviese atrayendo la falta de liquidez a mi empresa?
¿Y si lo que he visto en mi casa es lo que estoy reproduciendo en mi empresa?
Para concluir con la siguiente y poderosísima elección: “Si yo lo he creado, yo puedo des-crearlo”.
Finalmente, usando el Método de las Elecciones hay que implantar las pautas del nuevo patrón que la persona elige para sí.
Matrix Reimprinting (Reimpronta Matricial)
Durante las sesiones hubo ocasiones en que consideré importante “volver al pasado” para hablar con el Echo de Blanca, o dicho de otra manera, para los que no conocéis esta técnica: hablar con la niña interior, la que se había quedado estancada y provocaba el comportamiento o patrón que pretendíamos modificar.
Blanca retrocedió a cuando tenía 7 años y su madre se quejaba de todo el dinero que se tenía que gastar en ella.
Blanca retrocedió al cumpleaños de su mejor amiga, con 5 años, cuando se negó a darle el regalo porque lo quería para ella.
También a aquella ocasión en que le dijeron que no servía para nada porque cantaba muy mal…
Tened en cuenta que aparentemente estos episodios infantiles parece imposible que puedan crear que un adulto malgaste el dinero, sienta que no se merece tener éxito o crea que tiene que “poseer” todo lo que le gusta; pero con el uso persistente de EFT surgirán ideas y recuerdos que os darán valiosas pistas para el tapping.
Resultados
Después de la primera sesión ella se sentía más relajada y animada y eso la llevó a seguir visitando mi consulta. En la tercera sesión se habían incrementado notablemente los pedidos a su empresa, aunque la liquidez seguía sin llegar. No fue hasta la sexta sesión y muchas horas de trabajo de la propia Blanca insistiendo con las ideas que surgían en las sesiones cuando todo cambió: obtuvo un crédito para pagar sus deudas; ganó un importante premio empresarial; tiene pedidos para tener su fábrica trabajando al cien por cien al menos seis meses; han comenzado a pagar sus compradores y una importante revista del sector le ha dedicado un amplio reportaje como empresaria innovadora.
Pero lo mejor es que leáis cómo ella explica su propio proceso.
Yo solía comprar de forma compulsiva…
“Yo solía comprar de forma compulsiva. Entraba en una tienda -especialmente de ropa o de complementos- y raro era que saliera sin haber comprado algo. Muchas veces, cuando llegaba a casa, descubría que no me gustaba lo que había comprado, así que terminaba regalándolo sin haber llegado a estrenarlo. El caso es que tenía que comprar. Y en más de una ocasión, me sentía culpable por semejante derroche. Vaya, es una manera de tapar la ansiedad, quizá también de castigarme porque me iba bien económicamente, y no consideraba que lo mereciera, así que me lo gastaba. Después de una sesión de EFT con Patricia, dedicada a este asunto en particular, descubrimos, entre otras cosas, que había pautas en mi familia opuestas en lo que respecta al comportamiento con el dinero. Por un lado, estaban los tacaños, por otro los manirrotos, o sea, los dos extremos. Escogimos un modelo ahorrador, y en el transcurso de la sesión hice una mezcla de ambas tendencias, introduciendo la pauta ahorradora y la pauta del que compra para disfrutar de las cosas buenas, y de forma equilibrada. La verdad es que estoy impresionada con los resultados. Desde aquella sesión, no he vuelto a comprarme nada (ha pasado casi un mes), aunque he entrado en tiendas y me he probado cosas que me gustaban, algunas incluso muy baratas que hubieran justificado la compra, pero no me apeteció. Y salí sin hacer ningún gasto, y muy orgullosa de mí misma. Lo cierto es que no me apetece en absoluto comprar nada sólo por comprar, ni siquiera si me gusta (admito no haber visto aún nada que me entusiasmara). Pienso en las muchas cosas que tengo y que ahora estoy disfrutando poniéndome, y eso me pone contenta. Incluso a veces, al pensar en comprar algo, siento un rechazo casi físico.  Además, se ha reducido el nivel de ansiedad muchísimo. No digo que haya desaparecido del todo, porque no sería cierto, pero mis avances, teniendo en cuenta que he tenido un total de siete sesiones, han sido espectaculares, pero relatarlos todos sería muy largo. Creo que el más llamativo ha sido este, en concreto. Además de que parece que había un tapón en lo que respecta a mi empresa, y a partir de la penúltima sesión el tapón ha salido, y las cosas han empezado a fluir, entrando muchas ventas, entrando dinero, y muchas buenas noticias para la continuidad y mejoría de mi empresa.
Es importante tener en cuenta que soy una persona muy disciplinada, y tengo claro que las cosas no se consiguen si uno no se aplica y se compromete consigo mismo a practicar lo que sea necesario para conseguir sus objetivos. Yo he hecho los deberes que Patricia me mandó, además de trabajar cada día con la lista de la paz interior. Sin eso, no hay compromiso, y sin compromiso uno vuelve siempre al lugar de origen.
 Blanca García”
PD: Blanca García no es su nombre real, ya que ella no desea revelar su nombre, dadas las alusiones tan personales del artículo. Le agradezco enormemente a Blanca que me permita compartir con todos vosotros sus experiencias porque así entre ambas os animaremos a ser persistentes e imaginativos en el uso de EFT.
Patricia Rómer
Patricia Romer es periodista y una experimentada terapeuta de EFT, ThetaHealing y Coaching. Ayuda a deportistas de élite a conseguir sus metas, a personas a vencer sus miedos para poder coger las riendas de su vida y a clientes que buscan despertar a su “sanador interior” para conseguir la salud perfecta. Puedes contactar con Patricia en www.liberacionemocional.com
 Información difundida por www.eftmundo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Follow by Email