11/24/2011

EFT persiguiendo el dolor, las metáforas y el lenguaje creativo


Por Gillian Wightman.                               
Trabajé con una amiga quien había tenido una historia de abuso físico severo desde la temprana infancia hasta sus veintitantos años, cuando escapó de una relación violenta. Ella ha estado bajo tratamiento terapéutico y ha usado EFT como auto-ayuda para tratar los muchos traumas sufridos en su vida y también está en entrenamiento para practicar EFT.
Se presentó ante mí por un dolor de cabeza y un severo dolor de hombro, cuello y espalda, y con el sentimiento de que "algo tenía que resolverse" pero sin tener idea alguna acerca de qué era ese algo. Ella había estado padeciendo severos dolores de cabeza durante 2 o 3 días al mes, y pensaba que tal vez estaban relacionados con algo hormonal. El horario de nuestra sesión coincidió convenientemente con un dolor de cabeza presente. Ella había probado con analgésicos y haciendo tapping. Sin embargo, no sabía qué emoción estaba relacionada con los dolores de cabeza y no lograba encontrarla. ¡Nada había funcionado!
Su dolor de cabeza se sentía como si su cerebro estuviera adolorido y algo estuviera empujado hacia su rostro. Tenía un nivel de intensidad de 6 en una escala del 0 al 10, pero sentía que empeoraría y se convertiría en una migraña. Ella se había resignado pensando en que esto probablemente tampoco funcionaría porque nada había funcionado hasta ese momento.
Aunque no puedo salir de este problema, he intentado todo y nada funciona… estoy dispuesta a aceptar la posibilidad de que tal vez no estoy encontrando el asunto por mi cuenta y me acepto a mí misma.
Se sintió más positiva de que tal vez funcionara con mi ayuda. Ella informó que el lugar parecía más brillante y se preguntaba si habría salido el sol, pero era un día gris y húmedo sin ninguna señal de que el sol saldría por lo que concluimos que algo se había movido.
Al preguntarle acerca de sus impresiones ella notó una sensación de que una nube negra se arremolinaba sobre su cabeza, con sentimientos de pavor y presentimiento, como de que las cosas están bien pero no durarán, como que algo va a suceder. Su nivel de intensidad era de 8 en una escala de 0 a 10.
Yo le pedí que dijera, "Yo merezco ser feliz." Eso se sentía completamente falso para ella.
Aunque tengo una nube negra arremolinándose llena de pavor y presentimiento, yo estoy feliz pero algo va a pasar, yo lo sé, no merezco ser feliz, así que todo empeorará pronto, aún así me acepto a mí misma.
Ella sintió que la nube era gris y que había cambiado de presentimiento a alteración y su nivel de intensidad había bajado a 3. Al hacer tapping con el sentimiento de alteración esta bajó hasta 0.
El sentimiento cambió a tensión y el dolor subió por su columna. Se sentía como estrés pero ella no estaba segura de la causa y su nivel de intensidad era de 8.
Aunque siento esta tensión y dolor que sube por mi columna, se siente como estrés pero no estoy segura de lo que se trata, estoy abierta a saber y me acepto a mí misma.
El dolor en su espalda desapareció pero su atención ahora estaba nuevamente concentrada en su cabeza. Ella describió el dolor de cabeza… e hicimos tapping, Aunque yo tengo un cerebro al rojo vivo e inflamado…
Su nivel de intensidad bajó de 8 a 4. Ya no se sentía al rojo vivo pero todavía estaba inflamado. Ella dijo "mi cerebro siente pánico y temor pero no tengo idea de por qué". A mí me pareció que ella se refería a su cerebro como si tuviera una personalidad propia y lo verifiqué con ella. Ella lo confirmó, sus sentimientos no eran de ella, no formaba parte de ella o de su vida ahora, el problema era de su cerebro, no de ella.
Aunque mi cerebro siente pánico y temor, y yo no sé porqué… él sabe, yo no, no tiene nada que ver conmigo… yo me acepto a mí misma y a mi cerebro.
Su cerebro ahora se sentía acorralado… se quería esconder… lo habían descubierto. Había algo ahí dentro que no quería salir. Su nivel de intensidad era de 10.
Aunque mi cerebro está tan asustado, se quiere esconder, no quiere mostrar lo que hay ahí dentro, yo me acepto a mí misma y a mi cerebro.
Ella se percató de que su cerebro la quería proteger de algo que no quería que viera. Yo le sugerí que tal vez podríamos reconocer a su cerebro por protegerla de algo muy doloroso y por el gran trabajo que había hecho, pero que eso era necesario antes de que ella conociera EFT. Y tal vez podríamos prometer a su cerebro que seríamos sumamente gentiles y cuidadosos para no permitir que ella fuera lastimada, porque ya había sido herida lo suficiente. Ella pensó que ésta era una buena idea así que hicimos tapping con:
Aunque mi cerebro me ha estado protegiendo de algo tan malo que yo no deseo verlo… yo reconozco el gran trabajo que mi cerebro ha hecho al cuidarme, pero elijo hacerle saber a mi cerebro que confío en el proceso de EFT… y sé que puedo hacer esto gentilmente y no tengo que ser herida nuevamente porque ya he sido lastimada lo suficiente en mi vida y me acepto a mí misma y a mi cerebro.
El dolor de cabeza ahora se localizaba sólo en su lado derecho pero al hacer tapping alrededor del ojo disparaba una punzada de dolor dentro de su cabeza arriba de los ojos. Hicimos algo de tapping alrededor de los ojos manteniéndonos abiertas hacia lo que pudiera surgir.
Aunque hay imágenes en mi cerebro, y yo no deseo verlas, sé que están ahí, pero no quiero ver, no me pueden hacer ver, estoy demasiado asustada para ver pero a pesar de esto me acepto a mí misma.
Las imágenes que surgían ahora se sentían como fotografías que se encendían… se encendían pero ella no podía verlas, aunque "sabía" de qué se trataban.
Aunque tengo fotografías en mi cabeza yo no las quiero, quiero quemarlas, no quiero ver…
Aunque soy sucia, tengo fotografías sucias en mi cabeza, no quiero ver, a las personas las meten a la cárcel por ver fotografías como ésas…
El dolor de su ojo se alivió, y surgió un sentimiento de vergüenza de un nivel de intensidad de 8.
El sentimiento cambió a tristeza por ella misma y por otras personas pero hasta este punto ella todavía no podía verbalizar por quién. Hicimos tapping para esto pero no hubo ningún cambio. Le pregunté si estaría bien simplemente dejar ir el sentimiento… y ella dijo que no, su hermana aún sufría. Ella no sentía que fuera correcto obtener tratamiento por únicamente haber visto algo sin haberlo padecido cuando su hermana aún sufría las consecuencias.
Hicimos tapping en todo lo anterior y yo incluí un replanteo acerca de la posibilidad de que si ella lo afrontaba podría mostrarle a su hermana que sí era posible obtener ayuda para solucionar sus problemas. Debido a que su hermana se mostraba escéptica con respecto a EFT, la única forma en que ella podía ayudarla era mostrándole lo bien que había resultado para sí misma.
Ella informó que su dolor de cabeza había empezado a ondular con filamentos enroscándose a su alrededor. Ya que había empezado a dialogar bien con su "cerebro" yo la invité a preguntarle que cuál era el problema. Ella dijo que estaba enojado con ella, ya que si ella soltaba las imágenes significaba que aceptaba lo que había sucedido y decía que estuvo bien.
Aunque lo que pasó estuvo mal, es inaceptable e imperdonable yo acepto que soltar las imágenes y el dolor no es lo mismo que aceptar que lo que pasó estuvo bien…
Surgieron sentimientos de furia, desprecio, rabia y odio hacia su padre. Yo le sugerí algunas palabras:
Aunque yo odio y desprecio a mi papá por lo que hizo, estos sentimientos me hacen daño a mí y no a él… él no está en mi vida físicamente ahora pero aún me quita tanta energía y me causa tanto dolor y yo podría ocupar esa energía en otras cosas. Estar enojada es como tomar veneno y tener la esperanza de que alguien más muera.
Aunque una parte de mí no siente que él merezca que yo no sienta este odio, yo estoy dispuesta a aceptar la posibilidad de soltar esta ira por mi propio bien.
Ella se sintió mucho más calmada y pudo hablar de la forma en la que él trató de destruir a la familia. El núcleo del sufrimiento era que él abusaba de su hermana mientras ella era obligada a observar (esta era la primera vez que ella podía pronunciarlo en voz alta). Pero con el juego, los golpes, el alcoholismo, él trató de destruirlos a todos… mientras les decía lo grandioso que era como padre y cuánto lo necesitaban.
Dado que hasta este momento yo había seguido sus palabras muy de cerca y sólo había permitido a mi intuición trabajar un poquito, le sugerí hacer tapping en algunas cosas ya que sabía bastante sobre ella y si me salía de curso ella me lo diría.
Oye papá, tú trataste de destruirnos, pero adivina qué, no resultó. Tú nos golpeaste, abusaste de nosotros, nos lastimaste, pero seguimos aquí, seguimos vivos, somos buenas personas, todos tenemos a alguien que nos ama y a quien amar así que tenemos todo lo que necesitamos. Tú te destruías a ti mismo y trataste de arrastrarnos contigo, pero seguimos aquí. Sobrevivimos, éramos más fuertes de lo que pensabas, y lo logramos por nuestra cuenta.
Ella dijo que esto era genial y que daba en el blanco pero que advertía un sentimiento de compasión hacia su padre, dándose cuenta de que él seguramente sufría mucho también al tener todos esos problemas. Indudablemente ella se percataba del hecho de que él había tenido una vida espantosa pero paralelamente a este sentimiento de compasión, ella sentía que eso no significaba que él no fuera responsable por sus actos y él estaba siendo castigado ahora al no tenerlos en su vida.
Le pedí que visualizara una habitación con su familia. Ella colocó a su esposo a su lado, sus hijas enfrente, su hermana detrás de ella, su hermano un poco más alejado, su mamá (fallecida) también estaba detrás de ella y su papá estaba afuera junto a los contenedores. Ella se rió de esto y dijo que se sentía bien. Él no tenía lugar alguno en su vida ahora y ella ya podía soltar todo eso.
Ella ahora sentía una banda que oprimía su frente. Esto representaba el asunto actual acerca de la forma en la que lo que le había sucedido a ella la afectaba a ella y a sus hijas. Se sintió completamente sola. Ella no había tenido un ejemplo de cómo ser madre… todo el tiempo tenía que improvisar… no tenía idea de lo que se tenía que hacer ni a quién pedirle ayuda.
Y durante los días pasados había tenido sentimientos abrumadores de no querer estar ahí y de no tener idea de cómo responderles a sus hijas. Ella citó algunos ejemplos que a mí me parecieron situaciones perfectamente normales que ocurrían en toda familia con adolescentes.
Aunque yo no tuve padres que me guiaran… que me mostraran cómo ser una buena madre… mi papá abusaba de nosotros y mamá lo permitía… así que ¿cómo es que yo debo saber cómo hacer esto?, me siento tan sola. Todos los demás saben qué hacer excepto yo… todos los demás tuvieron padres perfectos para ayudarlos, a quienes pueden recurrir para obtener consejo… pero yo estoy completamente sola, echándolo todo a perder…
Ella comprendió que no estaba sola. Tenía un esposo que la apoyaba - el padrastro de sus hijas quien le ayudaba a ver que estaba haciendo un gran trabajo y que tenía 100% de fe en ella. Y tenía a sus hijas quienes a veces le decían que pensaban que ella era genial (pero son niñas adolescentes así que esto no sucede con frecuencia - pero en verdad ella lo sabía) y se percataba de cuántas de sus amigas - incluyéndome a mí, con frecuencia pasaban por momentos en los que se sentían igual.
Ella ahora sentía un fuerte deseo de perdonarse a sí misma por sus errores pasados.
Aunque yo he cometido errores al criar a mis hijas me perdono a mí misma y elijo saber que he hecho lo mejor que he podido, y lo mejor que puedo es lo único que puedo dar. Estoy sanando ahora y sanando es como puedo ayudarles a sanar.
Aunque he cometido errores mis niñas están felices y sanas y tal vez puedo aceptar que MI mejor esfuerzo es suficientemente bueno.
Para entonces su dolor de cabeza había desaparecido por completo así como todo el dolor de brazo, espalda, hombro y cuello.
Volví a revisar todo lo anterior. Todavía había algo de intensidad en la frase, "Buenas cosas no pueden suceder… no durará". Ella dijo que todavía sentía un nivel de intensidad de 3 en una escala de 0 a 10, pero que el sentimiento había cambiado y que esto se relacionaba con el duelo.
Al pensar acerca de su padre, ella ya no se sentía furiosa, se sentía desapegada, calmada, pero sentía que él no podía tocarla ahora. Él se había perdido de algo bueno y tendría que vivir con las consecuencias, pero ella no era culpable ni era su problema. Ella planea continuar haciendo tapping en estos temas, pero ahora podía entender por qué los analgésicos y hacerse tapping a sí misma no podrían haberla ayudado si su cerebro tenía todos estos asuntos pendientes.
Resulta interesante que han pasado cerca de seis meses desde que ella por primera vez comentó que la única cosa con la cual ella nunca podría trabajar eran sus recuerdos acerca de lo que su papá le hizo a su hermana. Ella había tenido estos dolores de cabeza durante todo ese tiempo.
He consultado con ella, y su dolor de cabeza desapareció por completo y no ha vuelto a presentarse. Esta era una mejoría definitiva, y ella había estado teniendo buenos recuerdos acerca de su papá.
Sin embargo, se percataba de que había un cierto temor de que algo malo le ocurriera a su esposo y entonces ella se quedaría completamente sola. Esto hacía que surgieran sentimientos de profunda tristeza y soledad. Ella había trabajado por su cuenta en esto mediante EFT pero solicitó otra sesión para continuar trabajando con el duelo y la pérdida que ahora ha estado experimentando dada la ausencia del odio.
Guillian
________________________________________
Sesión de Seguimiento
Pensé que tal vez les interesaría la sesión de seguimiento. La primera sesión dio como resultado el cese total de la migraña y ya ha pasado por otro ciclo sin que haya indicios de la misma. Había reportado estar trabajando con sentimientos de pérdida y un terrible temor de que su esposo pudiera morir y que ella quedara completamente sola, y aunque esto le era familiar, se había intensificado después de la primera sesión de tapping.
Empezamos a hacer tapping para este miedo y le pregunté que si este sentimiento le era familiar. Ella tenía un recuerdo de estar en un automóvil con otras personas que eran amistades de su hermana justo después de que su mamá falleciera y se sentía intensamente sola y atemorizada. En este punto empezó a sollozar incontrolablemente y gritó que el sentimiento que estaba sintiendo era tan abrumador que pensaba que tal vez moriría.
Yo empecé a hacerle tapping inmediatamente.
"Aunque yo pienso que voy a morir si yo, esto duele demasiado, estoy aquí ahora, yo estoy bien y estoy a salvo"
El sentimiento bajó a un nivel manejable, estaba dentro de la escala de 0 a 10 en lugar de fuera de ella. En este punto la hice levantarse y caminar un poco y le pedí que saliera de ese recuerdo, que no tratara de experimentarlo sino que pensara en él como en una película. De hecho había surgido un recuerdo diferente ahora. Ella lo llamó "la Pesadilla". La escala de malestar era de 10. Hicimos tapping con esto utilizando la Técnica de la Película y su escala de malestar bajó en general pero había surgido un pico de intensidad. Ella nombró a esto "la llamada telefónica". Hicimos tapping con esto y entonces se calmó lo suficiente como para empezar a contar la historia de lo que había sucedido aquella noche.
Yo utilicé la Técnica de la Historia e hicimos tapping en todo lo que surgió conforme ella me contaba la historia de lo que había sucedido la noche en que su mamá falleció, y de ahí en adelante. Había sentimientos muy intensos de ira, soledad y desesperación, así como algo de culpa debido a acciones que había tomado en ese momento.
En este momento incluimos tapping con Elecciones.
"Aunque me he sentido tan sola durante tantas ocasiones y he elegido estar sola, yo elijo saber que estoy conectada con muchas personas y que nunca estoy sola realmente, yo elijo estar conectada."
Tres cuartos de hora después este recuerdo de una parte muy difícil de su vida bajó de un sentimiento de que ella moriría si tenía que recordarlo a un cero absoluto. Sus sentimientos acerca de sí misma y acerca del resto de su familia estaban en un lugar mucho más sano y tenía un sentimiento de pertenencia y sabía que estaba conectada a muchas personas y que nunca podría estar sola.
Yo le pedí que pensara en la posibilidad de que su esposo falleciera ahora y dijo que no sentía que era algo que pudiera pasar definitivamente y que ya no sentía temor al pensar en ello. También le pedí que volviera al recuerdo de estar en el auto y esta vez ella podía ver todos los rostros alrededor preocupados por ella y se percató de que si les hubiera dicho que ella no estaba pudiendo salir adelante ellos hubieran hecho todo lo posible por cuidarla. Ella sintió su amor y preocupación en lugar de miedo y soledad.
Una semana después ella me visitó y mencionó que su esposo tenía una infección muy severa en el pecho. Normalmente esto la hubiera hecho sentirse tan asustada que hubiera permanecido en casa sin poder manejarlo, pero se percató de que estaba muy calmada y que podía funcionar de manera normal. Hablamos de formas para ayudarlo y ella hizo algo de tapping con él y él durmió bien esa noche y empezó a mejorar inmediatamente.
Estos son sus comentarios en sus propias palabras
"Yo había estado aterrorizada por más tiempo del que puedo recordar de que mi esposo pudiera fallecer, y si él falleciera yo no querría vivir más. Después de una sesión muy intensa de EFT que trató el duelo por perder a mi madre hace 11 años, difícilmente recuerdo haberme sentido así. Siento como si una carga muy pesada hubiera sido retirada de mi pecho y me siento mucho menos ansiosa".

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall.
Texto tomado del Boletin de EFT de David McKay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Follow by Email