7/08/2011

Trabajando en un hospital serie de EFT.

Por Patricia Carrington, Ph.D.
Parte 1 de 4

Si EFT es una parte importante de tu vida, tal como lo es en la mía, seguramente debes haber imaginado como sería si EFT pudiese ser utilizado fácilmente en personas que enfrentan condiciones médicas de emergencia. Durante muchos años he imaginado escenas deseables que incluyen la disponibilidad de EFT para pacientes en la sala de emergencia, o para familias consternadas en la sala de espera, y he imaginado médicos usando EFT para pacientes en las ambulancias antes de llegar al hospital.
También he pensado acerca de cómo podría ser utilizado pre-cirugía y post-cirugía y en conexión con diversos procedimientos de diagnóstico. No existe límite a las ideas que uno puede tener respecto a este tema, por ser ésta una aplicación tan obvia de EFT, y va a ser tan práctica cuando ocurra – y va a ocurrir, esto es simplemente cuestión de tiempo y trabajo diligente por aquellos que reconocemos su valor.
En este reporte que les presento hoy, tengo la satisfacción de comentarles acerca de una reciente aplicación de EFT en un hospital. La cuestión importante de esta historia es que es verdadera. Con el fin de proteger la confidencialidad de los pacientes y el personal del hospital, modificaré el nombre del hospital, así como de la enfermera y hábil practicante de EFT quien ha reportado algunos emocionantes resultados.
‘Chris’ es un respetable miembro del personal en un hospital comunitario de beneficencia que está más abierto a nuevas ideas que la mayoría de los hospitales, aunque escasamente radical en este prospecto. Ella dirige un programa de rehabilitación ambulatoria de pacientes cardíacos en el hospital.
Lo que es particularmente importante respecto a lo que voy a comentarles es la forma en que Chris ha introducido EFT en el hospital. La forma en que lo ha hecho puede servir como modelo a cualquiera intentando llevar EFT al entorno médico. Creo que pueden estar interesados en cómo lo ha logrado.
La primer cosa importante que hizo Chris es asegurarse de aprender EFT de forma profunda ella misma y lo ha usado en sí misma con excelentes resultados, antes de probar con otros. Ella compró todos los videos de Gary, se suscribió a los boletines de Gary y mío y estudió cuidadosamente cada tomo. Pasó los exámenes básico y avanzado y cuenta con ambos certificados de terminación – prueba de que ha estudiado y comprendido a detalle lo que Gary Craig enseña en sus cursos fundamentales.
Ella comenzó a usar EFT en sí misma hace como dos años pero sólo hace diez meses comenzó a utilizarlo con el personal y los pacientes del hospital donde trabaja. Lo que hizo al respecto nos enseña mucho. No corrió con los administradores del hospital recomendando con entusiasmo un nuevo programa que deseaba instituir. En vez de esto, comenzó a solucionar las necesidades de varios miembros del staff cuando requerían ayuda con algunos de sus propios problemas o temas personales cuando surgían.
Cuando Chris escuchó que un miembro del personal tenía un problema que le causaba estrés, se ofrecía a ayudarle con EFT. Ella usó EFT al inicio con un miembro del personal que sufría de claustrofobia con notables resultados y eso creó un amigo de EFT al momento. Lo usó con otro miembro del personal quien tenía mareos y naúsea como reacción a la muerte de un amigo cercano de su hijo. Después que la mujer hizo tapping en ese tema con algunas rondas, se aclaró totalmente – otra amiga de EFT nació en ese momento.Chris lo usó también para las memorias experimentadas por un miembro del personal que fué testigo de una mujer asesinada en la calle enfrente de su propia casa. Este trauma fué eliminado usando EFT y otro amigo de EFT se generó dentro del hospital. Chris también lo usó en la supervisora del hospital, quien inicialmente expresó su total incredulidad acerca de EFT. El hombro de esta mujer estaba rígido y ella no podía subir su brazo. Para comenzar tenía un nivel de dolor de 8 (en una escala de 10 puntos). Su inmovilidad bajó a 5, después a 2 en una segunda ronda y esta mujer entonces pudo subir su brazo por encima de su cabeza. Chris dejó a la mujer todavía escéptica, de todas formas, y cuando volvió al siguiente día, ella le comentó que el dolor seguía ahí, pero que no deseaba probar EFT para eso (¡los prejuicios de algunas personas son tan duros para desaparecer!) Chris simplemente le comentó, “Bueno, si deseas volver a intentar, sólo me lo dices.” Unos cuantos días después, Chris recibió un correo diciendo “Creo en esto…me parece…” Chris trabajó con ella otra vez y fue capaz de lograr aún más progreso con su hombro.
Estas son sólo algunas de las instancias donde Chris fué capaz de ayudar a miembros del personal, y por tanto lograr su apoyo para EFT dentro del hospital. Gradualmente se corrió la voz sobre EFT. Se hizo conocido en distintas partes del hospital por experiencia de primera mano, y ahora se ha comenzado a usar en pacientes.
He aquí un ejemplo de cómo esta política de ‘conocer EFT personalmente’ ha estado trabajando dentro del hospital. Recientemente una enfermera de la Unidad de Terapia Intensiva contactó a Chris en relación a un problema que ella y otras enfermeras estaban teniendo con un paciente particular. Una mujer en la UTI tenía dolor nervioso severo en las piernas cada vez que eran tocadas, aún con un toque muy leve. Esto presentaba un problema serio, ya que la mujer se negaba a salir de la cama o a hacer cualquier tipo de terapia física.
Cuando Chris llegó a su habitación, el marido de la paciente estaba presente, tratando de convencerla de levantarse, pero ni él, ni las enfermeras estaban logrando nada. Chris mantuvo las cosas simples. Ella le dijo a la mujer “Conozco una técnica que puede servir” y la mujer accedió a probar. Ella adoptó la frase preparatoria:
“A pesar de tener este terrible dolor en mis piernas…”
Inicialmente su dolor era de 10 en una escala de 0-10, pero había llegado a ‘0’ al final de una ronda. Ella no sentía ningún dolor en sus piernas ahora – una de esas increíbles situaciones a las que Gary se refiere como ‘maravillas de un minuto’. La paciente no podía creerlo, así como su esposo y el personal de enfermería.
El dolor de la paciente regresó algunos días después cuando ella tenía que ser sometida a un procedimiento de ultrasonido en sus piernas. La enfermera le preguntó si deseaba medicamento para el dolor durante el proceso, pero ella dijo “No, deseo hacer el tapping” Chris había enseñado EFT a una enfermera de la unidad y ésta era capaz de ayudar a la paciente con EFT otra vez. Una vez más funcionó – el dolor bajó a ‘0’ y la paciente fué capaz de tener el ultrasonido sin dificultad.
Esta es sólo una de las veces donde, justo en el punto, en un hospital donde tanto se necesita EFT, está comenzando a usarla. Yo tendré más que reportar respecto a lo que Chris ha logrado hacer en su hospital, en una entrega futura.
Entre tanto, agradezco a Chris en el nombre de todos los que respetamos EFT por lo que está haciendo por los muchos pacientes futuros que se beneficiarán de estos esfuerzos pioneros.

Parte 2 de 4
Usando EFT para Pacientes Preoperatorios

"Marie" (su verdadero nombre fue cambiado para proteger su confidencialidad como paciente) es una enfermera en un gran hospital donde ha sido cada vez más capaz de usar esta técnica con sus pacientes. Esperamos que su experiencia con el uso preoperatorio de EFT sea aviso de muchas intervenciones similares en el futuro. Puedo imaginar un día cuando EFT sea un procedimiento aceptado en los hospitales y una parte del protocolo estándar antes de cirugía. Esto parece que es una visión que vale la pena para todos nosotros.
Marie es bien conocida entre el personal de enfermería en este hospital particular porque es jefa de un servicio de pacientes. También ha ayudado a muchos miembros del personal con sus propios problemas usando EFT – no sólo un gesto que ayuda a los receptores, sino un medio para permitir que EFT sea conocido y aceptado dentro del hospital (ver la parte 1 de esta serie, arriba).
Recientemente Marie fue llamada a un piso donde una paciente estaba aterrada respecto a una próxima operación que era necesaria e inminente. Ella estaba casi histérica debido a su miedo a la cirugía. Las enfermeras estaban preocupadas por esto. Recordando las buenas intervenciones con EFT en otras circunstancias, la enfermera clínica especialista llamó a Marie al piso.
Cuando llegó, ella encontró a la paciente angustiada y aterrada. Marie preguntó si deseaba probar una ‘técnica simple que la ayudaría con el miedo y que está basada en tapping ligero en la cara y la parte superior del cuerpo’.
La mujer aceptó y la frase preparatoria que formularon fue la siguiente:

“Aún cuando estoy aterrada de la cirugía…”

A la mitad de la segunda ronda de tapping, la paciente paró abruptamente cuando estaba en el punto bajo la nariz y exclamó “¡Oh! ¡Se fue!” Ella hubiese parado de hacer EFT en ese punto si no hubiese sido que la enfermera especialista (la que llamó a Marie al cuarto) insistió en que completara la ronda.
El pánico de la paciente había desaparecido. Ella consintió a la cirugía sin problema y la operación fue un éxito, a pesar de que hubo retrasos. El personal estaba impresionado. Se estaba corriendo la voz de que EFT podía ayudar.
Marie visitó a la mujer al día siguiente y mientras esta paciente tenía algunos temas de enojo alrededor de los diversos retrasos antes de su cirugía, ella dijo que no quería trabajar en ellos. Ella sentía que el enojo estaba justificado y parecía temer que EFT pudiese quitarle su derecho a estar enojada – un error frecuente relacionado con EFT. En realidad, el hecho es que EFT podía haber ayudado a disminuir la emoción de enojo aquí y también hubiese hecho a Marie más efectiva en promover los beneficios de EFT al personal del hospital al mostrar cómo puede ser usado efectivamente para tranquilizar a pacientes con molestias emocionales.
Marie describe los siguientes tipos de malestar que los pacientes pueden experimentar antes de las cirugías. Estos son bien conocidos por el personal de enfermería. He aquí algunos de ellos, no necesariamente en orden de severidad o de frecuencia:
Miedo a la anestesia. Este es un miedo muy común antes de la cirugía. A menudo implica el miedo de decir o hacer algo inapropiado mientras se está bajo el efecto de la anestesia. Al tratar esta preocupación una de las frases útiles de EFT podría ser:
“Aún cuando tengo miedo de que perderé el control y actuaré inadecuadamente bajo anestesia, elijo ser apropiado y calmo durante el procedimiento”
Esta forma de aplicar EFT usa el Método de Elección que implica construir una frase reflejando las metas específicas del individuo.
Miedo a morir. Para tratar este miedo mayor, si el sistema de creencias del paciente está acorde con esta noción, se puede sugerir la siguiente frase preparatoria:

“A pesar de que tengo miedo de morir durante la operación, sé que Dios estará conmigo en cada momento”

Para un paciente que puede no tener esta perspectiva espiritual, uno puede sugerir la siguiente frase:
“A pesar de que tengo miedo de morir durante la cirugía, elijo manejar cualquier cosa que suceda de forma bella” o “Elijo estar calmo y confiado de que todo va a ir bien”

La primera de estas frases refleja el hecho de no poder MANEJAR una crisis, y en última instancia, no poder MANEJAR la experiencia de morir, es frecuentemente la forma más poderosa de miedo de todas.

Miedo al dolor: Una elección posible de EFT para esto puede ser:

“Aún cuando tengo miedo del dolor después de la cirugía, elijo estar relajado y tener mi dolor totalmente bajo control.”

Miedo de que las cosas vayan mal en la cirugía. Una elección posible para hacer EFT para este tema puede ser:

"Aún cuando tengo miedo de que la cirugía salga mal, elijo que vaya excepcionalmente bien y pacíficamente".

Frustración con las rutinas o los errores del hospital pueden resultar frecuentemente en ansiedad severa antes o después de la cirugía. Algunas de las angustias pueden estar relacionadas con compañeros de cuarto molestos o perjudiciales, o frecuentemente, con que se les despierte en la noche. Las frases de EFT que ayudan con estas angustias pueden ser:

“Aún cuando me despertaron repetidamente anoche cuando necesitaba tanto dormir, elijo que mi cuerpo se sienta profundamente descansado ahora y capaz de enfrentar bien la cirugía”

Marie ha observado que los pacientes que reciben EFT tienden a pensar más claramente, tomar mejores decisiones y manejar mejor cualquier cosa que suceda. Un efecto secundario benéfico de esto son los problemas reducidos para el personal del hospital.
Otra área en la que ella ha usado EFT muy exitosamente es para aquellos que están esperando ansiosamente en la sala de espera de cirugía por noticias de las personas que aman. Puede ser de gran ayuda ayudar a estas personas durante este tenso periodo y ella imagina el día cuando alguien podrá estar presente en la sala de espera de cirugía de para ayudar a estas personas a usar EFT.
Ella también nota que EFT puede ser usada en preparación para cirugía aún cuando el paciente no dé muestras de ansiedad. EFT produce un estado altamente sugestionable muy rápidamente y solicitudes específicas al cuerpo para manejar la cirugía y la condición postoperatoria pueden ser altamente efectivas si son incluidas dentro del procedimiento de EFT. Estas solicitudes deben ser lo más específicas posibles para tener el mejor efecto. Por ejemplo, un paciente no ansioso puede hacer tapping antes de la cirugía UNICAMENTE con la frase preparatoria positiva (sin usar el “a pesar de…”) cómo sigue:

"Pido a mi cuerpo que mande químicos que eliminen mi dolor durante la operación y posteriormente".

Instrucciones específicas al cuerpo pueden ser cumplidas exactamente si se hacen durante el tapping de EFT.

El paciente también puede decir:

"Pido a mi cuerpo que sane lo más pronto posible " –con la frase positiva repetida en cada punto de tapping.

Una observación que Marie y yo compartimos es que muchos pacientes parecen no desear llegar al punto de cero en la intensidad de su tema. Esto es particularmente cierto para el dolor. Creo que el punto de cero está fuera del sistema de creencias de estas personas y por tanto es rechazado. Ellas están acostumbradas a un nivel conocido de molestia y cuando van a un nivel tolerable (digamos cuando su dolor ha bajado de un 10 o un 8 a un 4 en la escala de intensidad) tienden a parar. Pocas personas están acostumbradas a llegar a lo que realmente desean en cualquier situación. Han sido entrenados a soportar un “mejor” y un “soportable”, por lo que para muchas personas éste es el punto donde la enfermera o el asistente médico entrenados en EFT deberán dejarles parar. Cuando EFT es usado como intervención estratégica, dichos compromisos son aceptables. Sin embargo, si el paciente desea obtener más información respecto a EFT, ésta deberá ser proporcionada.Parte 3 de 4
Parte 3 de 4
Tapping en Sustitución en el Hospital

El tapping en sustitución, que es en efecto tapping hecho para alguien distinto a uno mismo, es aún una forma lejos de ser aceptada. Sin embargo, su primo, la oración a distancia, es fácilmente aceptada en muchos lugares del mundo. La gente muchas veces usa la oración para sanar a una persona amada aún cuando no tenga convicciones espirituales profundas. Simplemente parece una cosa natural para hacer. El tapping en sustitución es igualmente natural, pero aún, debido a que no invoca a un ser espiritual (aunque lo puede hacer, si se desea) de alguna forma parece no encajar bien en el paradigma de la sanación.
Hoy voy a comentarles respecto a una experiencia interesante de una enfermera que mencioné en la Parte 1 (arriba) de esta serie, ‘Chris’, y mostrar cuánta utilidad puede tener para el personal médico que elige usar tapping en sustitución para sus pacientes.
Chirs escuchó que el marido de una de las enfermeras que trabajan para el hospital había desarrollado dolor de pecho y un paro cardíaco. Su condición era obviamente crítica y para salvar su vida el equipo médico lo tuvo que ‘codificar’ (tomar medidas extremas de emergencia en su caso) durante hora y media antes de que pudiese ser llevado a la Unidad de Terapia Intensiva.
Cuando él llegó ahí, su vida estaba aún en peligro. Estuvo en un ventilador durante varios días, desarrolló un serio problema respiratorio y sus oportunidades de sobrevivir durante la noche estaban estimadas en 50-50.
Chris había conocido a este paciente ‘John’ como un muy agradable hombre de 58 años que había tratado de mejorar su salud diligentemente después de un anterior ataque cardíaco. Él estuvo en su mente cuando durante la noche en casa ella estaba viendo el video de Gary Craig ‘Pasos para convertirse en terapeuta extraordinario’, de hecho, la porción de éste video donde William Tiller discute tapping en sustitución y experiencias ‘no locales’.
Mientras ella lo escuchaba hablar, Chris decidió que no había nada que perder si hacía tapping para John quien estaba en condición crítica en el hospital. Ella hizo entonces tapping en sí misma, como si fuese John y usó frases tales como:

"Aún cuando mis pulmones están blancos, elijo tener oxigeno disponible en mis tejidos. "

O bien,

"Aun cuando mis alvéolos están llenos de fluidos, elijo que el oxígeno fluya a través de ellos fácilmente hacia mis tejidos."

"Aún cuando estoy luchando contra el tubo en mi garganta, me acepto profunda y completamente y elijo estar bien."

Podrán ver que las palabras que usó fueron muy específicas y los conceptos muy claros. Ella deseaba tratar temas médicos específicos y siendo enfermera era capaz de hacerlo de forma muy precisa.
La mañana siguiente, cuando llegó al hospital preguntó inmediatamente acerca de John y le dijeron que había mejorado sorpresivamente la noche anterior, a pesar de que estaban aún preocupados porque su producción de orina era muy pobre y esto lo estaba poniendo en peligro.
Chris ahora hizo tapping en sustitución para que el flujo de orina se abriera, y fue a verlo. Ella habló con su esposa y le comentó acerca del tapping que había hecho la noche anterior y que ella había recién hecho tapping para la salida de orina. (La esposa había hecho EFT con Chris en el pasado para un evento traumático) La esposa comentó que él había comenzado a sacar orina justo ahora. Cuando Chris regresó a su departamento, recibió una llamada de la esposa de John para decir que su producción de orina se había normalizado y su presión arterial estaba bajando. “Haz tapping para la presión” dijo.

Chris hizo tapping para que su presión arterial subiera otra vez, específicamente dirigiendo al cuerpo para que lo hiciera. En unos 15 minutos, su presión arterial subió 10 puntos y Chris regresó con la esposa en la UTI y le enseñó cómo hacer tapping en sustitución para John. Tanto Chris como su esposa hicieron tapping juntas para él.
La primera cosa para la que hicieron tapping fue:
“Aún cuando no estoy teniendo circulación en mis dedos, elijo que mi sangre fluya natural y fácilmente en mis manos y dedos”

Mientras estaban haciendo tapping para esto, las manos de John se pusieron tan calientes que su enfermera pensó que tenía fiebre. No era así, simplemente era el regreso de la circulación. El resto de sus brazos tenían temperatura normal.
Siguiendo este incidente, se corrió la voz en todo el piso del hospital, y más enfermeras desearon aprender a usar EFT.
John se recuperó, regresó a casa y está mejor. Chris desde entonces ha enseñado a otras enfermeras a hacer tapping en sustitución para sus pacientes quienes están demasiado enfermos para hacerlo por sí mismos.
¿Qué indica esto respecto al potencial de tapping de sustitución dentro de un hospital?
Primero, provee un camino adicional por el cual una enfermera u otro profesional médico pueden asistir activamente en el proceso de curación para un paciente bajo su cargo, y lo pueden hacer simplemente y con entrenamiento mínimo. También provee un camino por el cual las personas seriamente enfermas o comatosas pueden ser ayudadas aún cuando sean incapaces de hacer tapping o siquiera concebir el tapping debido a su condición crítica. Esto podría ser un plus importante para cuidado sanitario de emergencia.
No es inconcebible que el tapping en sustitución pueda convertirse en un procedimiento aprobado para pacientes críticos o seriamente enfermos, dando al personal médico y de enfermería un sentido de empoderamiento. Un sentimiento de futilidad respecto a lo que uno puede hacer para ayudar a un paciente es una de las razones más frecuentes de desgaste del personal médico.
Otra ventaja, evidente en el ejemplo de arriba, es que el personal médico conocedor puede apuntar al resultado esperado de manera precisa, más aún que lo que los propios pacientes, si estuviesen conscientes podrían hacerlo. Esto es acorde con el consejo de Gary Craig respecto a ser lo más específico posible en atacar las dificultades envueltas en cualquier condición médica – aquí simplemente lo extendemos a la porción de resultado en la frase preparatoria así como a la primera frase del problema. Ambas necesitan comenzar en términos muy precisos para tener el mejor resultado.
Chris está de acuerdo conmigo respecto a que el tapping en sustitución puede ser mucho más aceptable para muchas enfermeras de lo que uno pudiera creer. Aún cuando ella ha sido gratamente sorprendida por la aceptación de EFT por el personal, es posible que el tapping en sustitución sea menos fácil de aceptar. Muchas veces la forma en que presentamos algo es crucial en términos de su aceptación. Para algunos, introducir tapping en sustitución como una forma simple y no denominativa de oración a distancia puede ser el puente sobre el que Gary Craig habla en términos de ganar aceptación. Creo que la oración a distancia y el estudio de esto, como ha sido descrito por investigadores tales como el Dr. Larry Dossey pueden haber ayudado a pavimentar la forma en que el tapping en sustitución puede ser incluido en el ambiente médico.
Sin embargo, algunas personas del personal pudiesen desear obtener el consentimiento del paciente o su familia antes de usar tapping en sustitución. Esto ha sido un tema controversial en referencia a la oración de sanación, en cuanto a si es o no necesario tener el consentimiento de una persona antes de rezar por su recuperación. Gary Craig ha argumentado de forma persuasiva que el receptor de tapping en sustitución no está abierto a la curación si él/ella no la ‘desea’, sea esto a nivel consciente o subconsciente. En otras palabras, uno no puede forzar la sanación en una persona. Yo estoy de acuerdo con esto. Sin embargo, puede haber algún procedimiento de permiso en los hospitales por razones legales.

Parte 4 de 4
EFT para un apéndice roto

Deseo hablarles de un joven niño de 11 años a quien llamaremos ‘Bobby’. Este no es su verdadero nombre, pero lo uso porque muchos de sus amigos que usan la Internet podrían ‘verlo ahí’. Su madre, sin embargo, no tiene objeción en que se use el nombre real de su familia.
Bobby ejemplifica para mí el futuro de lo que estamos esperando en términos de uso estratégico de EFT. Su historia es sorpresiva así como inspiradora.
Para comenzar con el principio, Bobby viene de una familia que llamaré ‘familia EFT’. Su madre ha practicado la técnica por muchos años y de hecho, aunque no es practicante de EFT y no lo usa de forma profesional, ha tomado y pasado los exámenes Básico y Avanzado de EFT y cuenta con los certificados correspondientes, demostrando su profundo conocimiento del trabajo de Gary Craig. Ella se tomó la molestia de hacerlo porque deseaba ‘ser más hábil al usar EFT para su familia’.
Ambos hijos de Anita, su marido y ella misma usan EFT, y su hijo más joven, Bobby ha sido educado haciendo ‘tapping’. Cuando a los 7 años Bobby tenía casi 50 alergias a comida y su madre hizo tapping sin parar para corregirlas, ella lo hizo en sustitución (para saber más del tapping en sustitución acude a la Herramienta de Búsqueda de EFT y escribe ‘sustitucion’ sin acento) Como resultado, Bobby se ha sobrepuesto a sus alergias en un grado importante y ya no es sintomático Anita usualmente hace tapping por Bobby y repite las frases de EFT en alto para él, pero en los años recientes, mientras él crece, ella normalmente no necesita hacer tapping en sustitución. Bobby le dice cuando requiere tapping. Esto generalmente es antes de dormir en la noche, ya que tiene varios temas respecto a la noche. Su madre tiene la impresión de que, entre otras cosas, el ama la atención total que obtiene de su madre cuando hace EFT con él.

(Nota: hacer tapping en un niño más que hacer que él mismo lo haga no es la única forma de hacer EFT con niños debido a que aún niños muy pequeños de 3 y 4 años pueden aprender a hacer tapping en sí mismos. Como verán, sin embargo, fue una forma muy efectiva de hacerlo en este caso.)
Aunque su hija adolescente frecuentemente pone cara de hartazgo cuando se menciona EFT (es, ante todo, una adolescente), si realmente está en problemas, también dice “Por favor haz tapping por mí Mamá”.

Aquí les relato la historia de la última crisis de salud de Bobby, en que él y su mamá usaron EFT con un efecto notable.
Hace varias semanas, Bobby desarrolló de repente un severo dolor en su abdomen. El podía apenas caminar por su gran dolor y sólo podía estar en cama apretando su estómago. Pidió EFT y su madre comenzó a hacerlo mientras realizaba una llamada de urgencia a su pediatra. Entre tanto, pidió a Bobby que ‘respirara’ el dolor. Ellos usaron la frase de EFT,
“Aún cuando tengo este terrible dolor, soy un chico increíble y sé que me voy a sentir mejor pronto”.
El dolor se hizo mucho más soportable después de este tapping, pero su madre se dio cuenta que él se inclinaba hacia la derecha cuando caminaba. Sin embargo, en el examen, cuando la pediatra apretó en la parte inferior derecha del abdomen, estaba suave pero él no brincó. A ella no le pareció como una urgencia, sin embargo, decidió enviarlo a la sala de emergencias sólo par ‘estar segura’.
Ellos llegaron a la sala de emergencias en la mañana pero no fue sino hasta temprano en la tarde que la prueba de sangre definitiva fue realizada y una tomografía siguió a eso de las 7 pm. Pasaron muchas horas esperando en la sala de emergencias antes de descubrir que, para sorpresa de todos, el apéndice de Bobby se había roto. Él fue preparado inmediatamente para cirugía de urgencia.
Lo fantástico fue la forma de Bobby de manejar las largas horas de espera en la sala de emergencias y su dolor durante dicho lapso. Su madre estima que hicieron tapping al menos el 70% del tiempo durante su larga espera. Ella hizo tapping en él y a veces repitió las palabras para él también. Ella recuerda que hicieron tapping en frases tales como:

“A pesar de que tengo miedo y me van a operar, soy un chico maravilloso”.

Cuando él se sintió particularmente fuera de control debido a lo que le hacían (que era casi todo el tiempo), ellos también usaron la frase:

“A pesar de que me hacen todas estas cosas y no puedo hacer nada al respecto, sé que Mamá me ama”.

Y más tarde en respuesta a su miedo de que le sacaran el apéndice y su fuerte deseo de mantener ese ‘apéndice roto’ hicieron tapping en:

“Aún cuando si mantengo mi apéndice puedo morir, sé que mejoraré si lo sacan”.

Siguiendo este tapping, él se calmó mucho y cuando conoció al cirujano, le cayó bien de inmediato, y decidió hacer tapping en:

“Aún cuando no quiero esta operación, soy un chico fantástico y este hombre va a ponerme mejor”.

Después de la última ronda de tapping, él miró de frente al cirujano y le dijo “OK, ¡vamos a hacerlo!”

Su madre, a quien ahora acompañaba su marido en la sala de emergencia, se paró a verlo impresionada. Sus padres estaban buscando una madurez en él que nunca habían visto. Ahora, a pesar de pedir la ayuda de sus padres en una situación angustiante, mientras más tapping hacía, más podía manejar la situación por sí mismo. Él parecía no tener más ansiedad respecto a la operación en sí y cuando aparecía un nuevo tema que le causara dificultad, él insistía en hacer tapping para éste.
Cuando Bobby fue llevado a la sala de operaciones, una de las enfermeras de cirugía preguntó qué hacían mientras hacían tapping y su madre explicó que usaban una ‘técnica de acupuntura para la ansiedad’ Sorprendentemente la enfermera inmediatamente apoyó el uso de EFT a pesar de que no sabía nada respecto a esta técnica específica. Ella dijo que tenía otro trabajo en una clínica de medicina alternativa en la ciudad y añadió: “Sabes, estas cosas realmente hacen la diferencia”.
Anita entonces pidió a la enfermera que rezase por Bobby junto con ella y su padre, y la enfermera dijo que podría ‘hablar’ en su mente con Bobby respecto a sanar rápidamente y mandarle energía positiva durante la operación.
Anita hizo tapping continuamente en la sala de espera afuera de la sala de operaciones mientras su marido hacía algunas llamadas telefónicas urgentes. Su ansiedad bajó y de puro agotamiento estaba de hecho dormida cuando el cirujano salió a saludarles después de la cirugía y les dijo que el sitio de la operación era ‘un revoltijo’ pero que la infección estaba bien contenida y no se había extendido. “Ni en un millón de años hubiese soñado con encontrar el tipo de situación que encontramos”, dijo, “ni siquiera se veía suficientemente enfermo para esto.” Anita es de la opinión de que el uso extenso de EFT pudo haber ayudado en controlar la infección.
El cirujano esperaba mantener a Bobby en el hospital entre cuatro y siete días, a pesar de que sorprendentemente no tenía fiebre. Después de la operación hicieron aún más tapping que antes porque Bobby tenía mucho dolor y necesitaba soportar muchas agujas. Sin embargo, después de hacer tapping respecto a las agujas, ya no se obsesionaba con gente caminando en el pasillo, pensando que alguien venía a ‘picarlo’. EFT le quitó el miedo.
Después de la cirugía, hicieron tapping para los sentimientos de Bobby respecto a estar fuera de control, y el resultado fue que el niño se mantuvo sorprendentemente tranquilo. Cuando el personal del hospital venía con medicamentos o inyecciones para las que él no se sentía preparado, él respetuosamente les decía “no deseo eso en este momento, ¿podemos hacerlo en una hora?” Su madre duda respecto a si ella hubiese podido mantenerse tan tranquila en circunstancias similares.
Un ejemplo específico de la nueva madurez que ahora mostraba fue cuando una de las enfermeras falló en encontrar su vena dos veces tratando de sacarle sangre, lo cual fue muy incómodo para él. Se volvió a la enfermera y le dijo “No está haciendo muy buen trabajo. ¿Puede encontrar a alguien más que lo haga?” y la enfermera lo hizo.
Bobby entonces preguntó a las autoridades del hospital, “¿qué debo hacer para que me quiten esto de mi brazo?” Le explicaron que necesitaba caminar por el pasillo, tener buen movimiento de intestinos y estar comiendo una dieta regular. Entonces se dedicó a hacer que esto sucediera, y pronto pudo pasar todas las pruebas. Para sorpresa de todos, Bobby fue dado de alta del hospital dos y medio días después de la cirugía en vez del tiempo mucho más largo esperado.
Esta fue una experiencia de crecimiento increíble para Bobby y mientras observaban su comportamiento en el hospital, sus padres lo vieron de forma distinta. Con su miedo eliminado, este pequeño niño estaba siendo capaz de usar su propia habilidad de hacerse valer, de forma callada y fuerte.
Su madre comenta que a ella le gustaría ver a cada padre en el mundo usando EFT con sus hijos. Cuando, dos semanas después de la cirugía, Bobby regresó una vez más a la sala de emergencia porque un virus estomacal estaba complicando la fase final de su recuperación (salió de eso y ahora está bien), mientras él veía a otros niños llorando y gritando con miedo y ansiedad, su comentario fue: “¡Me gustaría que todos estos niños tuvieran EFT!”

Creo que todos estamos de acuerdo con Bobby.
Patricia Carrington, Ph.D.

Traducido por María Elena Blanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Follow by Email